Análisis The Great War: Western Front

Análisis de The Great War: Western Front. Con algunos baches en la trinchera pero fuerte en el frente.

En mi imperio, la desgracia no conoce el ocaso.

FRANCISCO JOSE DE AUSTRIA.

¡Saludos Jugones de la Historia!


En este informe de Juega la Historia te traemos un Análisis de The Great War: Western Front. Con algunas mecánicas algo complejas, el juego se deja llevar por la temática y una buena implementación en general. Desarrollado por Petroglyph y editado por Frontier Foundry, The Great War: Western Front es un aceptable juego de estrategia de guerra ambientado en la Primera Guerra Mundial. ¡Veremos si vale la pena que le eches un vistazo o no!

¡Diviértete!

Introducción

Por fin tenemos con nosotros a Western Front, juego que nos ofrecerá muerte y destrucción bajo las trincheras en la Primera Guerra Mundial. Diseñado por Chris Becker, quien fuera diseñador de Interfaz y de Gameplay para Company of Heroes en Relic Entertainment, este título nos mete directo en las trincheras de la convulsionada época de Francisco José I, emperador de Austria.

Modos de Juego

En Western Front podremos acceder a un Modo Campaña, Escaramuza y batallas históricas e incluso multijugador. Nada mal, ¿no? En la Campaña tendrás dos bandos para elegir: las Naciones aliadas y las Potencias Centrales. Ambas deberán luchar palmo a palmo en tierra para desmoralizar al enemigo o conquistar su territorio, llevándote a la victoria. Te aclaro que no es un juego fácil y tendrás que investigar bastante para poder entender su funcionamiento. Sin embargo, tampoco es tan complicado y si comprendes algunos temas particulares, serás un pro bastante antes de lo pensado. Quitando la Campaña puedes jugar con modo escaramuza. En él podrás encontrar varios mapas a elegir para poder jugar directamente las batallas de forma más general. También tienes batallas históricas donde tendrás mapas recreados históricamente de batallas importantes de la Primera Guerra Mundial.

Fechas disponibles

Podrás elegir entre 2 fechas clave del conflicto, que modificarán un poco el mapa: 1914 o 1916. Con esto, podrás recibir distintos tipos de tecnología de la época. Elegir 1914 te permitirá avanzar tecnológicamente desde cero, por lo que si eres nuevo en este juego, es la más recomendada, para aprender conceptos fundamentales del mismo.

Mapas

Hay dos tipos de Mapas en el juego: Estratégico y de Batalla.

 

Mapa Estratégico

Western Front te ofrece un Mapa Estratégico con casillas hexagonales, donde cada una representa un terreno de batalla diferente, y de ti dependerá avanzar en él o perderlo. El juego se desarrolla, al igual que la Franquicia Total War o Company of Heroes 3, en un doble plano. Por un lado, hay un amplio mapa de situación que representa todo el frente de Francia y Bélgica y por otro, están las batallas individuales que se desarrollan en mapas más pequeños y en tiempo real (el que veremos a continuación). En este apartado, ninguno de ambos niveles es capaz de llegar a seducirte. A cada una le falta un punto para convertirse en redondo.

En este mapa deberás llevar las tropas al frente desde tu capital antes de generar una batalla. Aquí podrás crear tus propias tropas entre varias unidades que tienen diferentes compañías en ellas.
Luego, podrás movilizarlas a la región que quieras. Si mueves una tropa, esta podrá defender si atacan su región pero no podrá atacar en ese turno, por lo tanto será muy importante cómo las muevas para realizar tus ataques en los diferentes territorios.
En la batalla dispondrás del típico despliegue de tropas con posibilidad de batalla automática o manual junto a información de ambos bandos. Dicha información puede ser ampliada si realizas operaciones espía en territorio enemigo. La cantidad de suministros y tropas influirá en el desenlace de la batalla.
Una vez estés dentro de la batalla, comenzará el combate en tiempo real.

Primero tendrás una fase de colocación de trincheras, tropas y elementos de apoyo y acciones especiales. Las trincheras aparecen predeterminadas pero se pueden eliminar, hacer a tu gusto o añadir modificaciones. Esto nos da mucha elección a la hora de crear tus propias trincheras. Existen de varios niveles y también existen bunkers, que a diferencia de las trincheras, ofrecen posiciones de defensa a tus tropas a cambio de no poder disparar. Aquí los enemigos deberán asaltar el puesto cuerpo a cuerpo. Estas serán el elemento principal del juego porque estar fuera de ellas supone morir rápidamente. En este caso será mejor ir por ellas y tratar de hacer los asaltos lo menos expuestos posible. Una vez colocadas las trincheras, vas a querer ametralladoras, morteros e incluso visibilidad en el mapa.

Estas armas se colocan fácilmente y te darán una ventaja táctica principalmente defensiva. Los globos aerostáticos te permitirán tener visibilidad en el mapa pudiendo subirlos o bajarlos para evitar que la aviación enemiga los destruya. Claramente deberás tener un equilibrio entre poder observar en el mapa y evitar que lo destruyan.
Una vez hecho esto, podrás colocar tus tropas en las trincheras y es mejor hacerlo en este momento que durante la batalla ya que será menos costoso.
Por otro lado podrás colocar eventos especiales antes de que comience la batalla, como explosivos en territorio enemigo que modificará el mapa inicial o provocarán grandes daños.

 

Mapa de Batalla

¡Y comienza la batalla! Puedes esperar a ver qué hace el enemigo para no hacer cosas que puedas arrepentirte después. Es mejor crear grupos de batallas para tenerlo todo mucho más ordenado. Podrías lanzarte a “lo loco” y enviar tus tropas a “la muerte” pero te aseguro que acabará muy mal. Lo mejor será reforzar el frente y atacar objetivos concretos de la línea, dándote apoyo con artillería y aviación.
La artillería tiene varios tipos y es muy útil. Nos brindará humo para evitar de que seamos masacrados o machacará las posiciones enemigas. En cambio, la aviación, aunque tendrá objetivos similares, también te ofrecerá la posibilidad de atacar otros aviones que traten de hacer ataques a tus tropas.
Sin embargo, lo más importante será la infantería y los carros de combate. En la infantería podrás elegir muchos tipos de unidades y enviarás en masa a la muerte, mientras que los carros de combate serán menos numerosos pero tendrán gran importancia táctica. Deberán avanzar trinchera a trinchera para tomar los diferentes puntos del mapa hasta reducir la moral enemiga y provocar su rendición. Lo positivo es que aún así siempre podrás continuar la batalla para seguir machacando al enemigo y facilitar las siguientes batallas en ese territorio.
Las batallas son (por lo general) bastante entretenidas con muchos giros en tu contra, si es que no sabes tener un orden y control de tus territorios, sin embargo a la larga pueden llegar a ser algo repetitivas debido a la escasa variedad que nos ofrece un conflicto como lo es la Primera Guerra Mundial.

 

Recursos

Los recursos más importantes del juego son: dinero, suministros e investigación. El dinero te permitirá comprar unidades, mejoras y operaciones. Entre dichas unidades, encontrarás las siguientes: infantería, los carros de combate, la artillería y la aviación. Estos serán nuestros pilares en la guerra y cada uno cumplirá una función específica. Deberás usarlos con cuidado si no quieres perderlos rápidamente en batalla.

Recuerda que la Primera Guerra Mundial es una Guerra de desgaste, no una guerra relámpago como lo fue la Segunda Guerra Mundial. Con respecto a los suministros, te permitirán construir trincheras, armas de apoyo y desplegar unidades en combate. Los puntos de investigación te dejarán elegir nuevas tecnologías o mejorar otras ya obtenidas. Todo esto en un árbol de elecciones bastante completo. Este árbol tiene distintas y variadas ramas: inteligencia, infantería, logística, vuelo, trinchera e ingeniería, pudiendo mejorarse en el orden de tu gusto o necesidad.


Por otro lado, también deberás tener en cuenta los puntos de moral, relacionados con los puntos de cada región. Si cliqueas en los pueblos y ciudades del mapa, verás una serie de opciones que irán desde obtener información del enemigo hasta aumentar tu capacidad de suministro, mejorar tus tropas y puestos. También podrás ver qué tropas tienes en tu guarnición y así poder controlar mejor las zonas. Otro elemento importante son las “estrellas”: representaciones de cuánto está aguantando el enemigo. Recuerda que es una guerra de desgaste. Deberás “destruir” todas las estrellas del enemigo en ese terreno antes de poder avanzar sobre él. Esto se consigue atacándolas sin descanso. Si atacas y vences, destruyes una estrella del enemigo. Pero cuidado, si pasa un turno, él volverá a recuperar una estrella. Por ello es importante atacar desde distintos frentes para evitar la recuperación de tu oponente. Si además atacas varias veces, combatirás contra tropas cansadas, dándote una ventaja táctica. ¡Ojo! el enemigo también hará lo mismo.

Gráficos

El apartado gráfico no es malo en absoluto, pero tampoco el mejor. Sin embargo, se ha puesto un especial cuidado en el diseño del terreno, que además se ve deteriorado por los sucesivos enfrentamientos hasta convertir la tierra de nadie una masa de barro y cráteres. Un buen detalle es la persistencia de los daños en el terreno.

El título tiene un buen rendimiento en PC y si gozas de un equipo potente lo moverás con soltura. En líneas generales estás ante un producto con un buen “acabado”.

Artísticamente, luce mucho más la parte por turnos que la que se produce en tiempo real. El detalle de las figuras y el escenario es notable y ha gustado mucho el rigor histórico aportado. La paleta de colores está muy lograda y conecta muy bien con el ambiente que el juego quiere recrear.

Banda Sonora y sonidos

Ambos apartados son exquisitos. Te brindan completa inmersión dentro de la Primera Guerra Mundial. Punto a favor.

Curva de Aprendizaje

Este apartado tiene un punto negativo ya que la curva de aprendizaje es lenta y frustrante, aunque te prepares con detalle cómo se ha de defender o atacar, solo después de varias horas de juego tendrás cierto dominio de lo que sucede o va suceder en el campo de batalla.

IA

No es la mejor IA del mundo, todo lo contrario, aunque sin ser mala, deja algunos puntos flacos ya que hemos tenido problemas de pathfinding. Nada serio, pero no debería suceder en un título AAA.

Multijugador

Está presente en el juego. Puedes realizar batallas contra otros jugadores. Sin embargo, no podemos opinar mucho más que esto ya que no la hemos utilizado.

Conclusión

El juego está «bien» y desde Juega la Historia te recomendamos este juego si te gusta la estrategia y la época histórica de la Primera Guerra Mundial. Tiene puntos flacos, pero otros muy logrados, con lo cual es un buen juego en general.

Veredicto

BRONCE

¿Fan de The Great War: Western Front?

Juega con este Gameplay del juego (Canal The Guardian Game) mientras descubres cómo era la Historia de las Trincheras en la Primera Guerra Mundial (Canal Armapedia)

 

administrator
Creador de Juega la Historia y un apasionado de la Historia y de los juegos de estrategia histórica.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *